• webcam playa arenales del sol, guia turismo, informacion turistica, turismo Alicante, turismo Elche, turismo Arenales del Sol, turismo Santa Pola, turismo Tabarca, turismo Gran Alacant, Turimo Comunidad Valenciana, Arenals del Sol, Elche, playas, Elx, Alicante, turismo, Surf, Kyte-Surf, paddle surf, submarinismo, buceo, snorkel, parapente, Clot de Galvany, Carabassi, playa del Carabassi, acantilado Gran Alacant, Cabo de Santa Pola, fiestas de Elche, fiestas de Alicante, Nit de l'alba, fiestas de Santa Pola, restaurantes en la playa, apartamentos en la playa, turismo sostenible
    GUÍA DE TURISMO
    Tabarca (Santa Pola) Alicante
  • webcam playa arenales del sol, guia turismo, informacion turistica, turismo Alicante, turismo Elche, turismo Arenales del Sol, turismo Santa Pola, turismo Tabarca, turismo Gran Alacant, Turimo Comunidad Valenciana, Arenals del Sol, Elche, playas, Elx, Alicante, turismo, Surf, Kyte-Surf, paddle surf, submarinismo, buceo, snorkel, parapente, Clot de Galvany, Carabassi, playa del Carabassi, acantilado Gran Alacant, Cabo de Santa Pola, fiestas de Elche, fiestas de Alicante, Nit de l'alba, fiestas de Santa Pola, restaurantes en la playa, apartamentos en la playa, turismo sostenible
    SANTA POLA
  • webcam playa arenales del sol, guia turismo, informacion turistica, turismo Alicante, turismo Elche, turismo Arenales del Sol, turismo Santa Pola, turismo Tabarca, turismo Gran Alacant, Turimo Comunidad Valenciana, Arenals del Sol, Elche, playas, Elx, Alicante, turismo, Surf, Kyte-Surf, paddle surf, submarinismo, buceo, snorkel, parapente, Clot de Galvany, Carabassi, playa del Carabassi, acantilado Gran Alacant, Cabo de Santa Pola, fiestas de Elche, fiestas de Alicante, Nit de l'alba, fiestas de Santa Pola, restaurantes en la playa, apartamentos en la playa, turismo sostenible
    SANTA POLA

ISLA DE TABARCA

Si viajamos a Alicante estamos casi obligados a visitar la Isla de Tabarca, un recreo natural al que se llega en un magnífico paseo marítimo de una hora desde el puerto de la ciudad, aunque también se puede acceder desde Santa Pola, Guardamar, Torrevieja o Benidorm.

Localizada a sólo 22 kilómetros de la ciudad de Alicante forma un pequeño archipiélago que integran la Isla de Tabarca o Plana y los islotes de La Cantera, La galera y La Nao.

Ésta isla es todo un símbolo y uno de los mayores referentes turísticos de la Costa Blanca que está integrada a un contexto geológico muy particular. Es por esas condiciones que representa un verdadero refugio en cualquier época del año: fuera de la temporada estival como solitario oasis de tranquilidad y en el verano para disfrutar junto a otros visitantes, de su riqueza paisajística y la calidad de sus aguas.

La isla tiene una población estable que no llega al centenar, todas están vinculadas de una u otra forma al turismo y a la pesca. Dispone de una excelente oferta gastronómica famosa por el tradicional caldero, también hay Hoteles en la Isla de Tabarca que se establecieron en los últimos tiempos.

El pequeño archipiélago de Tabarca se encuentra formado por una isla principal denominada Plana, de Santa Pola o Nueva Tabarca, de forma alargada (1.800 m de longitud por una anchura máxima de 400 m ) y orientación NO-SE, con un estrechamiento en su tercio oeste. Su relieve es plano, con un desnivel máximo de 15 m con respecto al nivel del mar. En la parte occidental alberga un pequeño pueblo amurallado, el de San Pedro y San Pablo. Completan dicho archipiélago, los islotes de La Cantera, de La Galera y de La Nao, junto a numerosos escollos (Negre, Roig, Cap del moro, Sabata o Naveta). Se halla situado a unas tres millas al Sur-Este del Cabo de Santa Pola y a unas 8 millas de la ciudad de Alicante, término municipal al que pertenece.

La línea de la costa es recortada, formada por pequeños acantilados de escasos metros de altura, con playas de cantos rodados en su base. La única playa de arena se encuentra en la zona del itsmo.

La isla de Tabarca se encuentra localizada en un contexto geológico muy particular dentro de las zonas internas y cercana al límite de las zonas externas de las cordilleras Béticas, marcado por el denominado accidente Cádiz-Alicante. Dentro de las zonas internas de la cordillera, la isla representa el extremo más oriental del complejo Alpujárride, sobre cuyos materiales, aparecen en discordancia, materiales pertenecientes al Mioceno superior y al Cuaternario.

La isla presenta un umbral fusiforme, emergido parcialmente y limitado por fracturas de dirección NO-E, asociadas al accidente Elche-Jumilla. Los contactos entre los distintos materiales están tectonizados y la fracturación alcanza a todas las rocas, con superficies estriadas y pulimentadas debido a la fricción entre los bloques. En resumen, se detectan fallas de mayor o menor importancia, saltos variables y diaclasas.

El clima es mediterráneo seco, con una temperatura media anual de 17 ºC, máximas de 35ºC en Agosto y mínimas de 5ºC en Enero. Las precipitaciones son muy irregulares a lo largo del año, no superando los 300 mm/ño. Los vientos dominantes en primavera-verano son el Levante y el Lebeche; mientras que durantño-invierno predominan los vientos del primer y cuarto cuadrante (Norte, Maestral y Poniente ). La velocidad media del viento no es muy alta, 21 Km/h durante el día y 17 Km/h por la noche, que indican la bondad del régimen de vientos imperante en la zona, aunque a veces se registren velocidades de 167 km/h (20/1/78).


Historia y Patrimonio artístico

De los antiguos asentamientos en la isla tenemos conocimiento a través de los estudios realizados por el padre Belda (1958,1.980) en los que se habla de la existencia de un poblado y una necrópolis de inhumación romanos en la zona de la Almadraba, así como, de los hallazgos de pecios con anforas romanas en las aguas circundantes a la isla.

En la Edad Media (1.337) el Consejo de Elche, de quien dependía entonces la isla, obtuvo permiso para edificar una torre defensiva para guardar la costa ya que ésta se hallaba bajo constante amenaza debido a la presencia de piratas cuya base de operaciones se encontraba en la isla. A finales del siglo XVIII la corona española define su política respecto al norte de Africa y una de sus consecuencias es la decisión de fortificar la isla. En 1.760 se inician ya algunas obras y entre 1.766 y 1.775 el ingeniero militar Fernando Mendez Ras, por encargo del rey Carlos III, lleva a cabo su proyecto de construcción de una ciudad fortificada en la isla que es un compendio de ideas urbanísticas del Renacimiento y principios de la Ilustración. Aunque no se llegaron a construir todos los edificios y elementos que propuso, la ciudad fue fortificada con murallas, baterías, castillo y baluartes y, así mismo, fue dotada de viviendas, cuarteles, caballerizas, bóvedas subterráneas, iglesia, casa para el Gobernador, lavadero con cisternas para la recogida de aguas pluviales, almacén para el esparto, tahona, horno para cocer el pan y otros para la cal y el yeso, además de varadero.

Coincide en el tiempo (1.768) el rescate de 69 familias de origen genovés que habían sido hechas prisioneras por el rey de Argel al conquistar éste la isla tunecina de Tabarka donde vivían y se dedicaban a la pesca de coral rojo. Esta isla está situada frente a las costas de Tunez, pertenecía a la República de Génova y fue sucesivamente conquistada por Túnez (1.741) y por Argelia (1.756). Gracias a las gestiones de fray Juan de la Virgen ante el rey Carlos III los genoveses fueron liberados (1.768) y conducidos a Alicante donde fueron alojados temporalmente en el colegio de la Compañía de Jesús hasta que fueron trasladados definitivamente a la isla de Tabarca (1770)ocupando las viviendas promovidas para su alojamiento por el conde de Aranda ante el rey Carlos III. Es en este momento cuando la isla pasa a llamarse de Nueva Tabarca.

Junto a los nuevos habitantes se destinó a la isla un destacamento militar que aseguraba la defensa frente a cualquier incursión marina. La base económica de estas familias fue principalmente la pesca artesanal y secundariamente los servicios de apoyo al destacamento militar, que completaban sus escasos ingresos.
Con el transcurso del tiempo la isla fue perdiendo su carácter de plaza fuerte. El gobernador y la guarnición fueron retirados en 1.850. A finales del siglo XIX la isla contaba con alrededor de mil habitantes dedicados mayoritariamente a la pesca. En la actualidad hay una población permanente en invierno de unas 50 personas, multiplicándose por diez la población permanente en época estival. En estos mismos meses la población de visitantes diaria es de unas 3.000 personas en los meses de máxima afluencia. Las principales actividades en la isla son la pesca y el turismo. La flota pesquera se compone de una quincena de embarcaciones, con tripulaciones de 2 ó 3 personas, con su base principalmente en Santa Pola o en Alicante, aunque algunas pertenecen a la Cofradía de pescadores de Tabarca. La actividad turística se produce, fundamentalmente, entre los meses de Abril a Octubre.

El origen de la isla data del siglo XVIII, aunque mucho antes fue conocida como refugio de piratas berberiscos. Fue Carlos III quien se ocupó de hacer construir un poblado fortificado que fue habitado por familias de Génova que estaban cautivas en Tabarka.

Aún se conservan esas antiguas murallas hoy declaradas Conjunto Histórico Artístico. Pero también las aguas que rodean a la isla han sido declaradas Reserva Marina del Mediterráneo por su inmensa riqueza compuesta por comunidades marinas y especies dignas de protección.

El conjunto del archipiélago de Tabarca reúne una serie de condiciones que le hacen merecedor de un especial interés, por un lado sus características geológicas, biológicas y ecológicas, su aislamiento y su estado de conservación, que propician la existencia de ecosistemas terrestres y marinos muy interesantes; y por el otro, su condición de conjunto urbano fortificado, uno de los escasos ejemplos actuales de arquitectura militar en el litoral español y la existencia de abundantes yacimientos arqueológicos. En base a estas condiciones la isla fue declarada conjunto histórico-artístico con fecha 27 de Agosto de 1.964.

Los materiales para la construcción de la ciudad fortificada fueron extraídos del islote denominado por ello La Cantera, que está situado en el lado oeste de la isla.

La superficie urbana queda delimitada por unas murallas cuyo trazado se ajusta en su mayor parte a la línea de la costa. Tres puertas dan entrada al pueblo: una situada al norte de la isla la denominada de tierra, de Alicante o de San Miguel; y otras dos, denominada de Levante o de San Rafael la que está situada al este de la isla, y de la Trencada o de San Gabriel la que se encuentra al oeste, siendo ambas puertas de estilo dórico con pilastras.

La ciudad es de trama ortogonal. Dos ejes principales estructuran la planta urbana. El más largo con orientación este-oeste une la puerta de San Rafael y la de San Gabriel.

Este eje pasa, así mismo, por tres plazas de diferentes superficies; dos están situadas junto a las puertas mencionadas y la tercera la más grande, denominada la Carolina, más centrada y de planta cuadrada. El eje transversal, de orientación norte-sur enlaza la Casa del Gobernador y la iglesia y confluye con el eje longitudinal en la plaza grande.

La iglesia dedicada a San Pedro y San Pablo es de planta rectangular y nave única subdividida en cuatro tramos y con capillas laterales entre contrafuertes y presbiterio de planta curvilínea. La Casa del Gobernador, en origen destinada a albergar el Ayuntamiento fue finalmente ocupada por el destacamento militar. Está compuesta de un cuerpo principal de dos plantas y en la fachada norte tiene adosadas dos alas cada una con dos plantas que dejan un patio entre ambas abierto a la fachada.

Próxima a la puerta de San Miguel se encuentra el Cuerpo de Guardia, una edificación que tiene planta rectangular y consta de tres dependencias y un porche delantero.
Fuera ya de las murallas y en la zona denominada Campo,al este del pueblo, se encuentra la torre defensiva de San José que es un edificio tronco-piramidal de base cuadrada con tres plantas, proyectada por Baltasar Ricoud (1.789), utilizada en el siglo XIX como prisión del Estado.

En el extremo oriental de la isla se encuentra el faro, proyectada por Juan Laurenti (1.854), es de planta cuadrada, en cuyo centro se eleva la torre prismática de la linterna de señales luminosas, el conjunto es de estilo academicista.


Patrimonio natural

  • Reserva marina de la Isla de Tabarca: Situada en las aguas circundantes a la isla, fue declarada en 1986, lo que la convierte en la primera reserva marina de España. Es un auténtico refugio tanto para la flora como para la fauna marina.
  • Cueva del Llop Marí: Se sitúa en la vertiente meridional de la isla, bajo las murallas. Presenta dos bocas contiguas con acceso por mar y es visitable por embarcaciones de pequeño calado, con un recorrido de 100 metros. Según la leyenda popular es el refugio de un horrible monstruo marino, de cuerpo liso y viscoso con boca armada de dientes de diferentes tamaños y formas, al cual persiguen los tabarquinos por las noches.
  • Las costas: Las playas y calas que rodean a la Isla de Tabarca tienen aguas transparentes que permiten quela luz se filtre hasta los 22 y 47 metros de profundidad. La playa de arena que se ubica al sur es uno de los sitios más apreciados, pero también lo son las calas empedradas y las peñas del resto de la isla. Recorrer el contorno costero de la isla en permanente contacto con la naturaleza es una de las propuestas más entretenidas, aunque es posible la práctica de todo tipo de deportes náuticos. Cuando visites Alicante, no te pierdas de hacerte una escapada hasta la Isla de Tabarca, un refugio natural imposible de ignorar.

Ecosistemas terrestres

La reducida extensión de la isla de Tabarca y las duras condiciones climáticas, determinan una fuerte simplificación de los ecosistemas terrestres. Por otro lado la insularidad hace que dichos ecosistemas sean diferentes a los correspondientes en otras regiones más extensas.

En cuanto a la vegetación de la isla, muy influenciada por la presencia humana, va progresivamente recuperándose, de manera que el espinar alicantino, matorral esclerófilo caducifolio estival, va poco a poco desplazando a los antiguos cultivos de la isla.

Los ecosistemas se completan con las comunidades animales y de nuevo se hace patente la simplificación, pues los recursos son muy limitados y no pueden soportar un gran número de animales, ni una excesiva diversificación. Las cadenas tróficas son muy sencillas, con pocos depredadores, además la competencia determina en algunos casos la ampliación del espectro alimentario de muchas especies.

Flora

La vegetación de Tabarca presenta un marcado carácter nitrófilo y nitrohalófilo, debido a la influencia humana en la utilización del territorio (especies propias de suelos ricos en materia orgánica y sal). La vegetación no difiere en gran medida de la presente en las zonas litorales cercanas a la isla, salvo en la mayor pobreza en especies.

Destaca por su interés el espinar costero, que representa posiblemente la vegetación primitiva de la isla y que actualmente va colonizando progresivamente las tierras dedicadas en su día al cultivo de cereales y paleras. Son representantes de esta maquia espinosa tres especies de matorral caducifolio estival: Esparraguera blanca (Asparagus albus), Paternostrera o Bufera (Witharnia frutescens) y el espino blanco (Lycium intricatum).

Por otra parte existe una antigua plantación de higo de palera en los alrededores de la torre de San José. Por lo demás todos los viejos cultivos están siendo invadidos por vegetación de carácter anual muy propia de estos territorios.

Un aspecto interesante en la flora de la isla son los líquenes (Caloplaca, Rocela, ... ) que abundan bordeando el litoral en el sector norte de la isla.

Fauna

La fauna de la isla, tanto en artrópodos como en vertebrados, se caracteriza por la pobreza en especies, si la comparamos con el litoral peninsular. Sin embargo, algunas especies están densamente representadas como por ejemplo el Eslizón ibérico (Chalcides bedriagai), una de las características más interesantes de la isla.

Destaca además la presencia del dermáptero Anisolabis marítima, restringida a pequeñas playas, (única cita de esta especie existente en toda la provincia de Alicante) y la existencia de algunas especies exclusivas de la isla como Cryptocefalus espagnoli y Brachynema espagnoli

También destaca la abundancia de aves marinas, como la gaviota de Audouin, el cormorán moñudo, el alcatraz común y el paiño común, esta última nidificante.

Ecosistemas marinos

Los dos factores básicos que condicionan las comunidades vegetales marinas del litoral, son la intensidad luminosa (transparencia del agua) y el tipo de sustrato.

En Tabarca las aguas son muy transparentes, con un espesor efectivamente iluminado entre 22,5 y 47,5 metros de profundidad, esto permite que las plantas puedan vivir a mayores profundidades y por lo tanto que las comunidades biológicas sean especialmente ricas.

La zona es un importante área de cría de numerosas especies pelágicas de interés pesquero.

En función del tipo de sustrato podemos distinguir básicamente dos comunidades:

  1. Las de sustrato blando, dominadas por la pradera de Posidonia oceánica, especie muy importante pues, además de producir gran cantidad de oxígeno y ser la base de las cadenas alimentarias, estabiliza los fondos arenosos y evita consecuentemente la erosión; tiene un papel comparable al de los bosques en el medio terrestre.
  2. Las de sustrato duro o rocoso, donde viven diversas especies de algas, adaptadas en función de la cantidad de luz que reciben, las más superficiales son las algas verdes, ricas en clorofila, y las más profundas son las algas rojas, que poseen otros pigmentos más eficaces para captar la menor intensidad luminosa.

Los animales, en muchos casos, dependen en su alimentación directa o indirectamente de las plantas y viven asociados a una determinada comunidad vegetal, en otros casos dependen más del tipo de sustrato, por ejemplo los filtradores (como los corales, actinias y ascidias), que se alimentan de la materia orgánica en suspensión y que al vivir fijos sobre el sustrato compiten con los vegetales por el espacio.

Los fondos marinos de Tabarca presentan, debido a su protección desde 1986 y su escasa o nula contaminación por aguas residuales, un excelente enclave para el desarrollo de comunidades y especies dignas de protección

Flora

Entre las algas destaca la abundancia de especies indicadoras de aguas limpias, particularmente las feofíceas del género Cystoseira. También son abundantes algunas especies de carácter tropical como Anadyomene stellata, Hypnea cervicornis y Penicillus capitatus.

Las praderas de fanerógamas marinas, formadas por plantas de los géneros Posidonia y Cymodocea, se encuentran muy desarrolladas, particularmente la Posidonia oceánica, que rodea todo el perímetro de Tabarca en profundidades de 0 a 30 metros.

Fauna

Los peces son el elemento de la fauna marina que más rápidamente se ha recuperado con el establecimiento de la reserva marina, entre ellos los grandes serránidos como el mero, el dot, el cherne, el gitano y los grandes espáridos como el dentón, la dorada y el pargo.

Entre los invertebrados de interés faunístico, los moluscos vermétidos que construyen plataformas, almohadillas y pequeños atolones en toda la plataforma de abrasión de Tabarca, las nacras y gorgonias, comienzan a ser de nuevo frecuentes, destacan también los abundantes erizos de mar, estrellas de mar, cangrejos, caracolas y esponjas.

La pradera de Posidonia presenta una rica fauna vágil entre la que se puede citar: erizos de mar, crustáceos, moluscos y peces como la salpa, la oblada, etc., mientras que las poblaciones de grandes crustáceos reptadores como la cigarra de mar y la langosta, parecen haber aumentado significativamente.

También son frecuentes en la zona ejemplares adultos de la tortuga boba (Caretta caretta).

Reserva marina de Tabarca

Los primeros intentos para dotar de una cierta protección a la zona fueron realizados por el Ayuntamiento de Alicante que en 1.972 efectuó gestiones dirigidas a declararla parque nacional submarino aunque no fructificaron. Posteriormente, en el Plan Especial de Ordenación de la isla de Tabarca se adelantó la conveniencia y necesidad de crear una reserva marina. En el año 1.983, el Ayuntamiento de Alicante encargó un estudio ecológico del medio marino de la isla concluyéndose de éste la conveniencia de establecer una reserva marina en ella, a fin de preservar la fauna y flora marina de la zona y servir de base de repoblación en beneficio de la riqueza ecológica de las aguas colindantes.

Como resultado de todo ello en 1.986 se estableció la reserva marina de Tabarca que ocupa una superficie rectangular de 1400 Ha y comprende aguas interiores, competencia de la Generalidad Valenciana, y aguas exteriores, cuya gestión compete a la Administración General del Estado . De ahí que para su creación fuera necesario dictar dos Ordenes complementarias (O.M. de 4 de Abril de 1.986, B.O.E. nº112 y Orden de 4 de Abril de 1.986 de la Consellería de Agricultura y Pesca, D.O.G.V. nº 397).

La acumulación de la experiencia durante los años siguientes aconsejaron modificar el artículo 4 de la Orden de 4 de Abril de1.986 mediante O.M. de 15 de Junio de 1.988 (B.O.E. 8/7/88), en el sentido de autorizar a la Cofradía de Pescadores de la isla a calar dos morunas gruesas. En esta misma Orden, se crea una Comisión de Gestión y Seguimiento en la que están representadas las Administraciones Central, Autonómica y Local, en igual número, para coordinar las propuestas y evaluar los rendimientos de la reserva.

La reserva marina cuenta con un servicio de guardapescas jurados que ejercen las labores de vigilancia con embarcaciones de apoyo.

Para proteger los fondos de la reserva se instalaron arrecifes artificiales formados por módulos de hormigón y algunos cascos de barcos pesqueros de madera limpios y preparados.

Buceo y snorkel en la reserva marina de Tabarca

Se diferencia dos zonas: una de aguas exteriores bajo la gestión del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), que comprende las aguas al Este de la isla, incluyendo el islote de la Nao y el bajo de la Nao o la Llosa, zona de máxima protección y extraordinario valor biológico, y otra zona de aguas interiores que bajo la tutela de la Consellería de Agricultura va desde el Oeste de la reserva hasta la punta oriental de la isla de Tabarca, en que comienza la zona de aguas exteriores.

En cualquier caso el buceo con escafandra es una actividad que requiere de autorización a solicitar en la Dirección Provincial del MAPA en Alicante o en la Consellería de Agricultura, en función del punto de buceo. Las autorizaciones se conceden para fechas concretas y por riguroso orden de presentación, hasta completar el cupo permitido. Se ha de acompañar DNI, titulación de buceo y seguro.


Visitas a Tabarca

La isla está comunicada por líneas regulares de catamarán con Alicante y Santa Pola, existiendo también servicios estacionales a Guardamar del Segura y Torrevieja. Debido a las reducidas dimensiones de isla, en su interior no existen carreteras ni apenas tráfico de vehículos.

Puedes conocer muchos mas detalles de Tabarca gracias a la Guía Visual de Tabarca del Ayuntamiento de Alicante.

Visitar la Isla de Tabarca, es una excursión que no os podéis perder. Los invito a que visitemos juntos esta isla bautizada por los lugareños como L’ illa, la más bella de la comunidad valenciana.

Se trata de un pequeño archipiélago que se compone además por los islotes de La Cantera, La Galera y La Nao Situada en la Costa Blanca, frente a la ciudad de Alicante, la Isla Tabarca es una propuesta del Turismo en Alicante que año a año recibe centenares de turistas.

¿Qué esperáis para visitar esta isla? Os aseguro que no se arrepentirán. Podréis disfrutar de una estadía sumamente relajada en su pintoresco pueblo, realizar un increíble paseo marítimo y degustar de los platos más típicos de esta encantadora isla.

Debido a la gran cantidad de visitantes que llegan desde distintas partes del mundo a conocer esta reserva española, se han incorporado todas las comodidades imprescindibles para hacer que su viaje sea inolvidable. Es por ello, que podrá encontrar Hoteles en Alicante o en la isla, extraordinariamente cómodos y a muy bajo costo. Haga su reserva ahora mismo y emprendamos el viaje!

¿Qué excursiones podremos hacer en la Isla Tabarca?

Paseo en Barco. Comenzamos nuestra visita a la isla, realizando un paseo por catamarán, disfrutando de la bella vista que nos ofrece las aguas transparentes y la diversidad de fauna marina más grande de todo Alicante. Este paseo, con una duración aproximada de una hora, puede tomarse desde diferentes puntos de partida. El principal es el puerto de Alicante, pero también se puede acceder desde Santa Pola, Guardamar, Torrevieja o Benidorm.

Relax. Luego de relajarnos e impregnar nuestra mirada del maravilloso paisaje, llegamos a la isla. Allí podréis conocer el pintoresco puerto marinero y la inminente playa de aguas cristalinas. Quien guste de algún aperitivo o porque no, de almorzar en esta isla, existe una variada oferta de restaurantes para todos los gustos y bolsillos. Les aconsejo probar el tradicional caldero, el plato tradicional de este lugar.

El pueblo. Una vez satisfechos, debemos continuar con nuestro recorrido. Pasearemos por el pueblo, conociendo su interesante historia. Esta isla, hoy destino preferido de los amantes del mundo marino, era antiguamente una base utilizada por los piratas berberiscos. En el siglo XVIII, se edificó unas impresionantes murallas que aún se conservan y que sirvieron para proteger a la ciudad. Esta muralla posee tres ingresos que también podremos visitarlos en nuestro recorrido.

Las tres puertas son: San Rafael, ubicada al lado de Levante; San Gabriel, mirando a poniente, y San Miguel, con vistas a la ciudad de Alicante, que desemboca en un acantilado llamado “El Puerto Viejo”. Otros lugares que visitaremos será la Iglesia principal del pueblo de estilo barroco, la antigua Casa del Gobernador, el Torreón de San José y el antiguo faro.

Finalmente no podemos irnos de este lugar sin antes darlos un baño en un de sus muchas calas y playas de aguas cristalinas. El clima subtropical nos invita a que disfrutemos de esta playa realizando también prácticas de buceo. Pocos saben, que la Isla de Tabarca es declarada en 1986, reserva marida, gracias a sus aguas transparentes, su fondo marino y su abundancia en flora y fauna.

¿Os animáis a conocer las especies más diversas en colores y formas que nos brinda esta reserva natural? Será una experiencia inolvidable.

Excursiones en barco a Tabarca

Si os decidisteis venir este verano a la Isla Tabarca, durante toda la temporada estival, encontrareis diferentes empresas que realizan excursiones en catamarán. Hay varias salidas diarias todos los días de la semana desde diferentes puertos.

  • Kontiki, desde el puerto deportivo de Alicante o Santa Pola. Tel.: +34 96 521 63 96 / +34 686 994 538/39
  • Magic Excursiones, desde el Muelle de Costa 2, (Paseo Conde Vallellano). Telf.: (+34) 965 146 142
  • KCruceros Baeza Parodi, desde Santa Pola. Tel: +34 608 330 422 / +34 609 893 920
  • KLa Gola de Guardamar, desde Guardamar del Segura. Tel: +34 689 103 623
  • KExcursiones Marítimas Benidorm, desde Benidorm. Tel: +34 96 585 00 52

Si desea colaborar como anunciante en el directorio de la GUÍA DE TURISMO de las Playas de Alicante y Elche, póngase en contacto con nosotros.